Más de 800 mil personas reciben estudios bíblicos en 2020

Publicado en 26 de Dezembro de 2020 as 17:06

Lo que impulsa a la Iglesia Adventista del Séptimo Día a predicar el evangelio es la conciencia clara de su misión de compartir el mensaje de la salvación en Cristo. El año 2020 fue desafiante para alcanzar este objetivo. Miedo, inseguridad y restricciones legales, por la pandemia, alteraron la rutina de los templos y la vida en comunidad de la mayoría de los miembros.

Sin embargo, un balance previo de los adventistas muestra, por ejemplo, que 159.075 personas se bautizaron como miembros de iglesia (datos contabilizados hasta el 22 de diciembre). Otro dato sorprendente es que más de 825 mil personas comenzaron a recibir estudios bíblicos en este año, ya sea por medio del trabajo personal de algún adventista o gracias a algún proyecto de la escuela bíblica en formato digital. El número de los que afirman estar dando estudios bíblicos (instructores voluntarios) llega a 425.366.

 

Movimiento que no se detuvo

Si el número de bautismos fue de casi 160 mil, es importante resaltar que, en este contexto, por lo menos 25.174 personas regresaron a la Iglesia Adventista. Esto es, personas que un día habían formado parte de la denominación, pero que la abandonaron y estuvieron alejadas, incluso por varios años.

El informe de la Secretaría Ejecutiva también mostró que, en 2020, de acuerdo con el levantamiento realizado hasta mediados de diciembre, se plantaron 373 congregaciones adventistas. El número total de iglesias y grupos organizados adventistas pasa los 28 mil en los ocho países de la División Sudamericana de la Iglesia.

 

La misión en las venas

El 2020 fue complicado para el técnico de enfermería Estevão Barbosa, quien vive en Tatuí, en el interior de São Paulo. Aún más por el hecho de trabajar en la unidad de rescate de SAMU (Servicio de Atención Móvil de Urgencia). Incluso así, él que es bautizado en la iglesia hace cuatro años, pudo dar ocho estudios bíblicos. “Fue el mayor número que he tenido en el año. Lo hicimos por medio de transmisiones en vivo, y espero cosechar los frutos ya en 2021”, comenta.

La vida de Barbosa ilustra bien los números del balance misionero adventista del 2020. Como líder en su congregación, él se encargó de ayudar a organizar al menos 30 parejas misioneras. La idea era formar un ejército listo para salir y compartir el mensaje con ímpetu. Todo fue programado antes de la pandemia. Con las restricciones y aislamientos, los planes cambiaron.

“Al ver la necesidad actual, partimos para evangelizar por medio de kits que hicimos con mascarillas, revistas, libros, CD y DVD. Elegimos el barrio más carenciado de la ciudad y formamos 15 parejas. Logramos alcanzar a 300 personas con mensajes de esperanza y buscando amigos interesados”, recuerda.

 

Decisión en 2020

Si Estevão Barbosa transformó un año difícil en una oportunidad para predicar, el carnicero Mailson de Sena Gonçalves, de Orizona, Goiás, este año tomó la decisión de entregarle su vida a Cristo. El bautismo está programado para el mes de enero del próximo año, pero este año Mailson intensificó sus estudios de la Palabra de Dios.

“Con los estudios, aprendí más sobre Jesús y sus enseñanzas. Me convertí en una persona mejor y comencé a comprender más las cosas, incluso a amar más al prójimo y, principalmente, a Dios. Lo único que deseo es buscar el reino de Dios y su justicia”, comenta Mailson.

 

Satisfacción

Para el director de Ministerio Personal de la Iglesia Adventista en Sudamérica, el pastor Herbert Boger Jr., es maravilloso constatar todos estos estudios bíblicos y las espirituales en 2020 a pesar de las dificultades. Para el líder, es gratificante percibir que las iniciativas misioneras presenciales o virtuales de las parejas misioneras, pequeñas comunidades (unidades de acción de la Escuela Sabática, grupos pequeños y ASA) tuvieron en cuenta el método de Cristo de atender las necesidades de las personas y, entonces, llevarlas a Dios. “Veo la esencia de la iglesia en este método, y tuvo una prominencia en la pandemia que debe continuar hasta que Jesús vuelva”, resume.

La misma percepción tiene el director de evangelismo de la Iglesia Adventista en Sudamérica, el pastor Luís Gonçalves. Según el evangelista, “en un año desafiante, con situaciones inesperadas, cuando el mundo entero se detuvo, cuando la duda y el miedo dominaron la vida de las personas, vimos una iglesia que se levantó con poder y responsabilidad, como una voz de esperanza, para anunciar el mensaje de salvación”.

La infografía resume los indicadores clave. (Arte: Antônio Abreu)

Contribuya a Advent Radio, ¡también será maravilloso!